"La compasión es el amor de Dios por el hombre, es la misericordia"

“El Corazón de Jesús es el símbolo por excelencia de la misericordia de Dios; pero no es un símbolo imaginario, es un símbolo real, que representa el centro, la fuente de la que brotó la salvación para toda la humanidad”. Estas han sido las palabras del Papa Francisco durante el Angelus del 9 de junio de 2013.

“Pero la misericordia de Jesús no es solo un sentimiento, ¡es una fuerza que da vida, que resucita al hombre! Nos lo dice también el Evangelio de hoy, en el episodio de la viuda de Naín (Lc 7,11-17). Jesús, con sus discípulos, está llegando precisamente a Naín, un poblado de Galilea, justo en el momento que tiene lugar un funeral: llevan a sepultar a un joven, hijo único de una mujer viuda. La mirada de Jesús se fija inmediatamente en la madre que llora. Dice el evangelista Lucas: 'Al verla, el Señor, se compadeció de ella' (v. 13)”.

“Esta 'compasión' es el amor de Dios por el hombre, es la misericordia, es decir, la actitud de Dios en contacto con la miseria humana, con nuestra indigencia, nuestro sufrimiento, nuestra angustia”.

“La cultura de la proximidad superar la del rechazo”

“Acojamos a la gente con lo poco que puede dar”

"Inclinándose al prójimo es como nos elevamos hacia Dios"