“La existencia cristiana es una invitación gratuita a la fiesta”

"La existencia cristiana es una invitación gratuita a la fiesta; una invitación que no se puede comprar, porque viene de Dios y a la que tenemos que responder participando y compartiendo". Es la reflexión que sugieren al Papa Francisco las lecturas litúrgicas de la Misa celebrada el martes 5 de noviembre de 2013 en Santa Marta.

El pasaje del evangelio de San Lucas ofrece, entre otras cosas" la lista de los que fueron invitados: los pobres, los lisiados, los ciegos y los cojos. Los que tienen problemas - destacó el Pontífice - y que están algo marginados por la normalidad de la ciudad serán los primeros en esta fiesta. Pero también hay lugar para todos los demás; de hecho, en la versión de San Mateo, el Evangelio lo aclara aún más: “Todos, buenos y malos”. Y de ese “todos” el Papa Francisco saca la conclusión de que la Iglesia no es solo para las personas buenas, sino que también los pecadores, todos nosotros los pecadores hemos sido invitados, para dar vida a una comunidad que tiene dones diferentes. Una comunidad en la que todos tienen una cualidad, una virtud, porque la fiesta se hace compartiendo con todos lo que cada uno tiene".