El Óbolo de San Pedro contribuye a la ampliación del Instituto “Filippo Smaldone”

En Nyamirambo, en la periferia de Kigali, Ruanda, las Hermanas Salesianas de los Sagrados Corazones administran desde hace muchos años el Instituto “Filippo Smaldone”, que se ocupa de asegurar la educación a los niños pobres con deficiencia auditiva y vulnerables, cooperando para su plena integración social.

Gracias a la contribución de la Santa Sede, sus locales de trabajo serán completamente renovados y ampliados, con el fin de que un número mayor de niños pueda acceder los cursos y las clases.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA