Irán

iran-flood-weather-1554640731248.jpg
Ayuda del Santo Padre a las personas afectadas por las inundaciones en Irán
iran-flood-weather-1554640731248.jpg

El Papa Francisco ha decidido enviar una ayuda a las regiones nororientales y meridionales de Irán que, desde principios de marzo de 2019, se han visto afectadas por violentas lluvias torrenciales que han ocasionado más de 80 muertos y miles de heridos.

Las poblaciones de las provincias de Golestan, Lorestan y Khuzestan han sido las más afectadas, así como la de Kermanshah, ya sometida a dura prueba por el terremoto de finales de 2018.

Unos dos millones de personas necesitan ayuda urgente, y más de 200.000 han sido evacuadas de sus poblaciones; el ministro del Interior anunció también la evacuación de la ciudad de Ahwaz.

Más de 10 millones de personas han sufrido daños en sus casas y propiedades. Asimismo, las graves inundaciones han provocado ingentes daños a las infraestructuras y a la agricultura.

Muchos países han respondido a las peticiones de ayuda, coordinadas por la Iranian Red Crescent Society y por la Oficina de las Naciones Unidas en Teherán.

El Santo Padre, en el telegrama de pésame enviado por el Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, ha expresado su dolor por las víctimas y ha encomendado el pueblo iraní a la Providencia de Dios Todopoderoso, rezando también por los profesionales que afrontan la emergencia.

Además, el Papa Francisco, por medio del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha enviado una ayuda de 100.000 euros para el socorro de las poblaciones en esta primera fase de la emergencia. Esta suma, que es una expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual del Santo Padre a las personas afectadas, será repartida –en colaboración con la Nunciatura Apostólica- en las zonas donde hay mayor necesidad, y será empleada en obras de socorro y asistencia.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA