Indonesia (Selat Sunda)

Ayuda del Santo Padre al país afectado por un tsunami causado por la erupción del volcán Anak Krakatoa (Estrecho de Sonda)

El Papa Francisco, a través del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha enviado una primera ayuda económica a la población indonesia afectada el 22 de diciembre de 2018 por un violento tsunami, tras la erupción del volcán Anak Krakatoa –situado en el Estrecho de la Sonda-. Esta ayuda quiere ser una expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y apoyo paternal del Pontífice, y forma parte del plan de ayudas que se ha activado en toda la red caritativa de la Iglesia Católica.

El maremoto, probablemente causado por un deslizamiento submarino de tierras, ha afectado sobre todo algunos distritos de las islas de Java y Sumatra, obligando a la evacuación de más de 33.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares. Además, ha provocado 437 víctimas mortales, más de 1.500 heridos, 130 desaparecidos e ingentes daños materiales. 

Indonesia es una de las naciones más afectadas por los desastres naturales y vive en un estado de emergencia permanente, ya que se asienta sobre el “Cinturón de Fuego” del Pacífico, zona de volcanes activos en la que suceden la mayor parte de las erupciones y los terremotos del mundo.

Ejemplos recientes son los terremotos de Lombok y de la isla de Sulawesi, que entre julio y septiembre de 2018 acabaron con la vida de miles de personas; sin olvidar el terrible maremoto que en diciembre de 2004 devastó la costa occidental del país, provocando uno de los mayores desastres naturales de la historia reciente con unas 168.000 víctimas reconocidas, decenas de miles de desaparecidos y más de tres millones de personas desplazadas.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA