Apoyo del Santo Padre a las poblaciones azotadas por el terremoto y el sunami que devastaron la isla indonesia de Sulawesi

Entre septiembre y octubre de 2018 violentos movimientos telúricos y un fuerte tsunami golpearon diversas zonas de Indonesia, provocando más de 1.500 muertos y miles de heridos.

El área más afectada fue la isla de Sulawesi, donde las horas posteriores al sismo comenzó a hacer erupción el volcán del Monte Sopután, amenazando a la población devastada y agotada.

En la primera fase de emergencia, el Papa Francisco, por medio del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, envió una contribución de 100 mil dólares, que será distribuida a través de la Nunciatura Apostólica entre las zonas más golpeadas por la catástrofe.

Durante el Ángelus del domingo 30 de septiembre de 2018, el Santo Padre oró por las personas afectadas, «por los difuntos, desgraciadamente muchos, por los heridos y por cuantos han perdido casa y trabajo. El Señor los consuele y sostenga los esfuerzos de cuantos están comprometidos llevándoles socorro».

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA