Del Óbolo se envió una ayuda para la emergencia humanitaria en el país golpeado por la escasez

En Etiopía, en la diócesis de Embeder, Harar y Mek, la Santa Sede ha financiado un proyecto de ayuda para la emergencia humanitaria que ha golpeado una vasta área del Cuerno de África a raíz de la sequía. En particular, se trata del envío y la distribución de alimentos y medicamentos.

El cambio climático a nivel global, producido principalmente por el fenómeno meteorológico de El Niño,  ha secado las regiones del noreste de Etiopía, donde la población vive exclusivamente de la subsistencia y la crianza itinerante.

En diciembre de 2015 la ONU declaró que, a causa del colapso de la economía agrícola- pastoril, 10,2 millones de personas tienen necesidad urgente de asistencia humanitaria y se teme una escasez aún peor de aquella que golpeó al país en 1984, causando más de un millón de muertos.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA