Albania

Apoyo del Santo Padre a la población albanesa tras el terremoto que afectó a la costa septentrional del país

En la noche entre el lunes 25 y el martes 26 de noviembre de 2019, un fuerte terremoto golpeó la costa septentrional de Albania, en el área de la ciudad de Durazzo, causando decenas de víctimas y al menos 600 heridos. El seísmo, que fue advertido también en otras zonas de Albania y de las costas adriáticas, dejó tras de sí enormes daños, edificios en ruinas y centenares de personas sin hogar.

El Papa Francisco, a través del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha enviado una primera ayuda de 100.000 euros con el fin de socorrer a la población en la primera fase de la emergencia.  

El Santo Padre ha querido expresar de este modo su cercanía espiritual y su apoyo paternal a las personas de los territorios afectados. La suma será empleada para obras de socorro y asistencia en las diócesis que sufren a causa del terremoto, de acuerdo con la Nunciatura Apostólica en Albania.

La contribución del Dicasterio, que acompaña la oración del Santo Padre por el pueblo albanés, es parte de las ayudas que se están activando en toda la Iglesia Católica, y en las que participan, además de varias Conferencias episcopales, numerosos organismos de caridad.

Durante la Audiencia General del 27 de noviembre de 2019, el Papa dijo: “Deseo enviar un saludo y expresar mi cercanía al querido pueblo albanés, que ha sufrido mucho en estos días. Albania fue el primer país europeo que quise visitar. Me siento cercano a las víctimas, rezo por los muertos, por los heridos, por las familias. Que el Señor bendiga este pueblo que tanto quiero”.

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA