POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA