Cuando soy misericordioso, soy un verdadero hijo del Padre

Cuando soy misericordioso, soy un verdadero hijo del Padre, porque el Padre es misericordioso.

(Tweet @Pontifex_es, 13 de septiembre de 2018)

La fe en Jesús nos permite cumplir las obras de Dios

La fe en Jesús nos permite cumplir las obras de Dios. Si nos dejamos implicar en esta relación de amor y de confianza con Jesús, seremos capaces de realizar buenas obras que perfumen a Evangelio, por el bien y las necesidades de los hermanos.

(Ángelus, 5 de agosto de 2018)

Frente al clamor de hambre de tantos hermanos y hermanas, no podemos quedarnos como espectadores

Frente al grito de hambre —toda clase de «hambre»— de tantos hermanos y hermanas en todas partes del mundo, no podemos quedarnos como meros espectadores alejados y tranquilos. El anuncio de Cristo, pan de vida eterna, requiere un generoso compromiso de solidaridad con los pobres, los débiles, los últimos, los indefensos.

(Ángelus, 29 de julio de 2018)

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA