El Óbolo de San Pedro en las Palabras de los Pontífices

POCO O MUCHO, NO IMPORTA.
DONAR ES UNA ALEGRÍA