Hacer una donación al Óbolo de San Pedro es participar en un camino de misericordia compartido.